sábado, 3 de septiembre de 2011

Simulación, 3D y diseño interactivo de espacios urbanos.


Hasta el día de hoy, cuando de simuladores urbanos hablamos, la representación de sus resultados ha sido aproximadamente la misma: ya sea a través de mapas que representan distribuciones espaciales en el territorio o través de datos meramente cuantitativos. Un ejemplo de esto es el Urban Growth Simulator del cual ya se publicó una entrada con anterioridad en este Blog. Caso aparte son las aproximaciones que se han hecho para trascender las representaciones anteriores para llegar a otras de naturaleza gráfica más realista, en donde más allá de representar manchas urbanas solo con colores, las edificaciones de dichas manchas se muestren en 3D. Por más que parezca importante saltar de la representación 2D a la 3D, dichos esfuerzos son hoy casi inexistentes. Confinado al ámbito de los juegos comerciales de simulación urbana, la representación 3D de dinámicas urbanas seguramente se ha relegado a un segundo plano por los especialistas dado a que no tiene la misma relevancia frente a otros aspectos del proceso de la simulación que van desde la formulación del modelo hasta la interpretación de los resultados. Aunque es entendible que se piense que el dedicar esfuerzos a la representación 3D solo ayuda a los aspectos cosméticos de la simulación, esto puede representar un avance en la forma en que se comunican los resultados a un público no especializado. Teniendo como limitante el que los resultados 3D todavía se ven demasiado genéricos en su representación, estos primeros ejercicios no dejan de generar especulación sobre las posibilidades en un futuro no lejano que se podían tener en este campo no desarrollado plenamente.

Un ejemplo de lo anterior es lo que se está desarrollando por Vanegas, Aliaga, Benes y Waddell de las universidades de Purdue y Berkeley y reflejado en su trabajo "Interactive Design of Urban Spaces Using Geometrical and Behavioral Modeling". Como en otros simuladores, a través de la manipulación de variables se puede representar la distribución de la población, el empleo y el valor del suelo. Pero, y he aquí su contribución al tema, en los resultados también se obtiene una clara red vial jerarquizada en arterias y calles, predios con delimitación especifica y edificios en 3D, manipulado todo con una interfaz gráfica de usuario. Adicionalmente como lo establecen en el artículo, este trabajo contribuye con "una metodología para el diseño interactivo de modelado urbano que cierra la brecha entre el modelado geométrico y de comportamiento", "un sistema de modelado basado en agentes interactivo que simula cambios en la población y el empleo, permite a los agentes tomar decisiones, y utiliza datos geométricos en cambio constante" y "un algoritmo generador de vialidades que se adapta a la demanda subyacente de población, empleos, terreno, y transporte local".

Por el interés de este trabajo, y bajo el consentimiento y revisión de los autores, Traza Digital se dio a la tarea de traducir este trabajo al castellano para que pueda ser apreciado por el público hispanohablante. El artículo se puede leer haciendo clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un algoritmo computacional nos acaba de ayudar a encontrar sentido a una maraña de relaciones urbanas (y de paso hacer mejores programas de desarrollo urbano).

¿Cómo leer esta red compleja que resultó de un ejercicio ciudadano en Bahía de Los Ángeles, México? "Las fuerzas que afecta...