viernes, 20 de enero de 2012

Pearl Harbor digital y la primera World Web War

Estimado lector(a) de Traza Digital:

Diferente a lo que publico normalmente sobre temas de ciudad y tecnología, quiero compartir de manera respetuosa con ustedes una reflexión respecto a lo que está sucediendo en este momento respecto a iniciativas de ley para regular el contenido en la internet. No lo haría de no saber que sitios como este pueden estar en riesgo de ser suprimidos. Aunque este Blog cuida rigurosamente de no compartir material de manera ilegal, estas iniciativas tienen un alcance internacional y pugnaran contra sitios con solo sospechar de su material. De antemano gracias por su atención y comprensión.


Pearl Harbor digital y la primera World Web War

El día de hoy se acaba de liberar una aplicación llamada iTunes U, mediante la cual se pretende ofrecer de manera gratuita y al público en general una gran cantidad de cursos educativos de prestigiadas universidades. La aplicación en sí misma también es gratuita.
Esta es una prueba mas de una característica única del tiempo que nos tocó vivir: el valor del conocimiento, el despunte de la tecnología y los esfuerzos por hacer accesibles ambos a cada vez mayores cantidades de gente. Los efectos de esto ya se han vuelto una forma de hacer civilización, una civilización digital que ha encontrado de manera creativa nuevas manifestaciones culturales propias de este tiempo y que seguirá evolucionando de maneras que todavía son difíciles de prever, manifestaciones que, como cualquier cambio de proporciones realmente históricas, al buscar sus propios caminos entra en conflicto con concepciones opuestas a lo que en el futuro será moneda común en la forma de vivir. Aún mas, dicha revolución cultural ahora no es llevada por un país o ideología en particular que detenten gran poder, sino por ciudadanos "de a pie" de prácticamente todos los continentes del mundo.

Que no nos sorprendan estos conflictos que en el contexto de la escala histórica son temporales pero, como ciudadanos digitales (y tu también lo eres al leerme en una pantalla), tenemos que estar alertas.

Con la explicación anterior, quiero referirme a la iniciativa de ley SOPA (iniciativa que pretende parar la piratería en la internet), la cual desafortunadamente deja de ver por mucho el impacto negativo que puede tener sobre el avance de quizá la tecnología que ha provocado el mayor impacto en la menor cantidad de tiempo en la humanidad. La iniciativa SOPA debe de entender que en la internet no solo se tiene como problema a la piratería ni que todos los usuarios somos delincuentes. Este es solo una cara de todo un fenómeno mucho mas grande y polifacético. La duplicación de cualquier tipo de información se ha vuelto inmensamente fácil y accesible y eso merece un aplauso. La posibilidad de acceder, reproducir y difundir información debe de ser ahora un derecho inalienable de todos nosotros. Si lo anterior te suena subversivo o transgresor, quiere decir que copiar y difundir es para ti sinónimo de piratería. Error. Internet + copiar + difundir no es un delito. No es un muchacho en una computadora perdiendo tiempo bajando canciones. Si al copiar algo te preguntas si cometes delito, error. La idea de la piratería ha sido difundida de manera tan masiva que ahora se ha vuelto difícil para el usuario común distinguir entre lo que es legal de lo que es delito y esto va en detrimento de la libre circulación de información.

Esto no es fácil, nadie todavía tiene la respuesta, y todos vamos en el mimo barco. No hay que actuar como si ya están dadas todas las condiciones para tomar partido. Estamos presenciando el principio. Seamos prudentes y, sobre todo, seamos creativos. No actuemos con viejas herramientas frente a un reto tan novedoso que ni siquiera tiene precedente histórico. Hay poderosos tomadores de decisiones que actúan de acuerdo a criterios de empresas que crean contenidos comerciales, y esa es su mira, fallan en ver un contexto mucho mas grande. Para ellos todo se reduce a que en la internet se da el delito de la piratería y hay que actuar en consecuencia. Por otro lado están auténticos especialistas que han decidido, y logrado, neutralizar informáticamente sitios estratégicamente comerciales y de seguridad. ¿En que otro lugar mas que la internet se puede lograr esto? ¿neutralizar a la propia FBI en el momento en que quisieron? Ojalá esto no escale a mayores y todos salgamos damnificados. Que esto no sea un Pearl Harbor digital. Se dice que los EUA voluntariamente sacrificó a esta importante base militar para justificar su ingreso a la Segunda Guerra Mundial. Aunque siempre he dudado de lo anterior, el cierre por parte de la FBI de sitios como Megaupload pudo ser una deliberada provocación al grupo Anonymous para que saliera al frente con sus ataques de corte radical y así exponer ante los ciudadanos del mundo su naturaleza aparentemente anárquica. De esta manera, el FBI justificaría, con el actuar de este grupo, acciones aún mas extremas por parte del gobierno. Que pena, porque la iniciativa pacífica de apagar voluntariamente miles de páginas web había levantado mas simpatías contra la iniciativa SOPA. Ojalá que lo que suceda en estos días no culmine en un retroceso que nos ha tomado a millones de gentes, con nuestras subidas de videos, blogs, escritos, opiniones, críticas y propuestas, tanto esfuerzo empujar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un algoritmo computacional nos acaba de ayudar a encontrar sentido a una maraña de relaciones urbanas (y de paso hacer mejores programas de desarrollo urbano).

¿Cómo leer esta red compleja que resultó de un ejercicio ciudadano en Bahía de Los Ángeles, México? "Las fuerzas que afecta...